La Reserva Natural de la Garganta De Los Infiernos

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

La Garganta de los Infiernos es una reserva natural de unas 7.000 hectáreas situada en la comarca del Valle del Jerte. Este lugar destaca sobre todo por las formas tan curiosas que nos dejan los granitos. Al ser erosionados por el agua han generado una serie de saltos y cascadas únicas bastante visitadas en la época estival. La erosión ha dejado unas “piscinas” naturales extraordinarias (los pilones) que hacen de este un destino ideal para visitar en esta época.

La Garganta de Los Infiernos

Cuándo visitar la Garganta de Los Infiernos

A la hora de visitar esta zona, como siempre, es importante decidir bien en qué época queremos verla dependiendo de nuestras preferencias:

  • En otoño e invierno podemos encontrar el caudal de la garganta bastante crecido,lo que nos deja un panorama bastante diferente a la época estival, en la cual, el caudal se reduce notablemente.
  • En primavera es muy importante tener en cuenta la época de los cerezos en flor,un acontecimiento extremadamente importante para la comarca del Valle del
  • Jerte. Si decidimos visitar la Garganta de los Infiernos en esta época, seguramente quedemos maravillados al observar las curiosas formas del caudal acompañadas
  • de las laderas teñidas de blanco.
  • En verano es común bañarse en la zona de los pilones. El calor dificulta explorar la zona en las horas de sol, por ello, la opción que eligen muchos es hacer una de las pequeñas rutas que existen por la zona y después darse un baño en los pilones de la garganta, debido a que las rutas de la zona son cortas y para toda la familia.

El interés que despierta esta zona a la gran cantidad de turistas que pasan por aquí cada año puede ser consecuencia de varios factores. Los puntos principales son la zona de los Pilones, ya mencionada previamente, y el Chorreo de la Virgen, una cascada que se puede contemplar desde lo alto del mirador. Si quieres contemplar esta cascada en su máximo esplendor debes visitarla en otoño, primavera o invierno.

Por otra parte, llega también un elevado número de turistas a la Garganta de los Infiernos para estudiar su ecología y su biodiversidad, debido a que este lugar goza de una gran diferencia altitudinal que nos depara multitud de ecosistemas diferentes. Podemos encontrar bosques caducifolios, en los que abundan los castaños y el cerezo, bosques de ribera, piornales serranos y pastizales alpinos. En cuanto a los Pilones, estos son unas marmitas creadas a causa de la erosión que provocan los fragmentos de piedra que son arrastradas por los remolinos, formando con el paso de miagujeros en el suelo que ahora se utilizan para refrescarse en verano.

¿Qué hacer?

Hay un gran número de actividades interesantes que podemos realizar en este precioso parque natural. Las más común son las excursiones en 4×4, en las que puedes optar por varias vías distintas, aunque lo más común es contemplar el agua bajar por las exóticas curvas que surca el agua, sobre todo en invierno. Por otra parte, el senderismo es otra de las actividades más demandadas en esta zona. Pero debes tener en cuenta que al ser una reserva natural debes pagar entre 30 euros y 50 dependiendo de la cantidad de tiempo que decidas permanecer en el sitio.

Otra actividad no tan popular, pero igualmente divertida, es el barranquismo. Una actividad para los más aventureros que quieren algo más que un simple paseo. La Garganta de los Infiernos posee dos rutas principales para hacer barranquismo; la ruta de Los Hoyos (40€) y Los Papuos (60€). Aunque si lo que quieres es lanzarte de lleno al agua, también encontrarás la oportunidad de hacer kayak o paddle surf. Todas estas actividades son guiadas por personal especializado que trabaja en la zona, o sea que si viajas con niños no tienes de qué preocuparte.

Por otra parte, la abundancia de diversidad ornitológica hace que la observación de aves se haya vuelto popular en esta zona durante los últimos años. La zona es frecuentada por miles de aficionados a la ornitología todos los años.

Por último, si lo que te apasiona es el conocimiento y la comprensión de estos maravillosos entornos que nos deja el norte de Extremadura, puedes visitar alguno de los centros de interpretación de la Fauna y Flora de la zona. O bien, si prefieres el mundo acuático, puedes visitar el Centro de Reproducción de Salmónidos del Jerte.